Consejos para el uso de plugins

Consejos para el uso de plugins

Los plugins son quizás lo que hace que plataformas como WordPress, Pretashop y demás sean plataformas tan flexibles. Gracias a ellos, puedes lograr que tu sitio web haga prácticamente cualquier cosa– desde crear una tienda online, hasta captar suscriptores para tu newsletter, pasando por crear facturas directamente en tu página web.

Sin embargo, también se habla mucho de los aspectos negativos que tiene el uso de muchos plugins en tu sitio. Seguramente habrás oído que pueden ralentizar tu sitio, hacerlo una plataforma insegura, o que pueden provocar conflictos y tirar abajo tu página web. ¿Es todo eso cierto? 

Tener muchos plugins no necesariamente ralentizará tu sitio

El primer y más importante detalle que debes tener en cuenta es el impacto que los plugins tienen en tu sitio. Mucho se dice acerca de cómo tener una gran cantidad de plugins activos puede hacer que tu sitio pierda velocidad. Esto es cierto… en parte. Instalar un plugin en WordPress significa que tu sitio tendrá que realizar más tareas, y esa complejidad añadida sí puede alargar los tiempos de carga.

Por ejemplo, si instalas un plugin que añade botones para compartir en redes sociales tu sitio sí será más lento. Cada vez que tus lectores visiten un artículo tuyo, WordPress deberá también generar esos botones junto con todos los contenidos habituales.

Esto no es aplicable a todos los plugins. El efecto que pueden tener sobre los tiempos de carga de tu página depende enteramente de las tareas que desempeñan: Añadir unos simples botones sociales es una tarea que genera una carga mínima en el servidor, mientras que mostrar una serie de artículos relacionados al final de cada entrada es una tarea mucho más complicada y costosa.

Además de esto, muchos plugins se limitan a funcionar sólo dentro del panel de administración, o bajo ciertas condiciones muy específicas. Sin ir más lejos, Akismet sólo actuará cuando alguien publique un comentario en un artículo tuyo para comprobar si es spam; el resto del tiempo permanecerá inactivo.

En resumen, el uso de plugins puede llegar a ralentizar tu página, pero sólamente si utilizas aquellos que por naturaleza causan un gran consumo de recursos en tu servidor. Mi consejo es revisar los plugins que no usas y deshabilitarlos y/o desinstalarlos.

Tener muchos plugins sí puede hacer tu sitio más vulnerable

Por otra parte, el uso de muchos plugins sí que puede convertirse en un grave problema de seguridad para tu sitio. WordPress es una plataforma bastante segura, ya que cuenta con un gran número de desarrolladores que contribuyen de forma continua a su desarrollo. Además, gracias a su rápido ciclo de versiones, los errores y vulnerabilidades se localizan en tiempo récord y se lanzan actualizaciones de seguridad continuamente.

Sin embargo, no se puede decir lo mismo de los plugins. La mayoría de los plugins que hay en el repositorio oficial son desarrollados por gente independiente, y no tienen el mismo nivel de exigencia que se aplica al núcleo de WordPress u otros CMS. Esto hace que los plugins sean más vulnerables, y que su calidad y seguridad dependa exclusivamente de quien lo ha desarrollado.

Cada plugin que añades a tu sitio trae potenciales vulnerabilidades y problemas, que en algún momento dado se podrían aprovechar para atacar tu sitio.

¿Significa esto que hay que dejar de usar plugins? No, en absoluto. Las probabilidades de que seas atacado son muy bajas, y los plugins más sencillos no suelen tener demasiadas vulnerabilidades. Sin embargo, siempre es bueno tener en cuenta qué instalas en tu sitio y de quién es el plugin en cuestión. También es importante acordarse de salvaguardar tu sitio, por si acaso.

Tener muchos plugins sí puede crear conflictos

plugins-problemsQue nadie se alarme, aquí explicaremos donde puede haber conflictos pero para eso hay que entender como se integran los plugins. Al instalar un plugin éste no tendrá más remedio que hacer uso de algún hook (gancho) para cambiar la forma en que WordPress actúa.

Ahora bien, ¿qué ocurre si tienes varios plugins que realizan tareas similares? Lo más probable es que todos ellos intenten funcionar utilizando los mismos hooks, añadiendo su propio código a tu sitio de forma secuencial.Pero si uno de ellos hace algo indebido, podría causar problemas para el resto.

Conforme va aumentando la cantidad de plugins en tu sitio, también crece la posiblidad de crear un conflicto entre ellos. Esto puede tener varios efectos adversos: por un lado, es posible que los plugins no funcionen como debieran, y que simplemente no se aprecien cambios en tu página web. Por otra parte, puede ser que ocurra un error PHP, y que toda tu página se venga abajo.

La mejor forma de evitar los conflictos es saber qué plugins instalas en tu página, y qué es lo que hace cada uno. Siempre es mejor tener un único plugin para cada cosa, ya que de lo contrario podrían interferir entre sí.

Utilizando plugins con responsabilidad

Aunque tener una gran cantidad de plugins en tu sitio no es malo, sí que hay que ser responsable con su utilización para evitar posibles problemas.

Mi consejo es que procures tener sólo aquellos que sean estrictamente necesarios, y te asegures de que han sido desarrollados por gente fiable. Recuerda que cada vez que agregas un plugin estás insertando código desarrollado por un tercero, así que seleccionar plugins de confianza es vital para tener una página web segura y optimizada.

Hasta aquí este “pequeño” gran consejo, si tu tienes algún consejo respecto al uso de plugins comparte tu sabiduría en los comentarios, hasta la próxima.

Post a comment